OXIGENOTERAPIA / INTUBACIÓN

OXIGENOTERAPIA / INTUBACIÓN 

Con la finalidad de tratar o prevenir situaciones de hipoxia, donde la presión de oxígeno en la sangre o los tejidos es menor a la normal, y con mayor frecuencia en casos de insuficiencia respiratoria, donde la captación de oxígeno por parte de los pulmones se ve comprometida, se hace necesario recurrir a la aplicación directa de oxígeno en altas concentraciones, mediante un procedimiento que si bien debe ser indicado por un médico puede ser administrado por el personal de enfermería e incluso, bajo determinadas circunstancias por los familiares o el mismo paciente desde casa.

Tanto para uso profesional en los tratamientos clínicos de oxigenoterapia e intubación, como para el paciente particular que demanda en su domicilio de la administración de oxígeno, ponemos a su disposición todos los productos necesarios para una correcta, segura y cómoda terapia

La terapia respiratoria

Al igual que cualquier otro medicamento, la terapia con oxigeno debe ser administrado siguiendo las indicaciones de un médico, formando parte esencial del tratamiento de ciertas enfermedades respiratorias como el asma o en algunas presentaciones de enfermedades enfisematosas y bronquíticas.

Normalmente se utilizan dos tipos principales de oxigenoterapia, de bajo flujo y de alto flujo.

  • Los sistemas de alto flujo son considerados de flujo fijo, debido a que en este sistema todo el oxígeno suministrado llega al paciente. Entre los principales instrumentos utilizados en este tipo son Los sistemas se encuentra la máscara Venturi, que incorpora concentraciones exactas de oxígeno para una mayor fiabilidad su utilidad es más frecuente en los hospitales.
  • En Los sistemas de bajo flujo, puede escaparse cierta cantidad de oxigeno por lo que también se conocen como sistemas de flujo variable. En este tipo de oxigenoterapia se incluyen el uso de cánulas nasales o gafas de oxígeno una especie de manguera con dos tubitos en su extremo proximal que deben ser introducidos en la nariz del paciente, lo que le facilita la ingestión de alimentos, se utilizan generalmente en pacientes cuya condición no es de mayor gravedad.

Por otro lado la mascarilla de oxigeno cubre la nariz y la boca, por lo que si debe ser retirada al momento de comer, lo que resulta mucho más cómodo para el paciente, posee un par de orificios laterales que permiten la salida del aire expirado, además su principal ventaja es que permiten administrar una mayor cantidad de oxígeno, aunque su uso está condicionado al patrón respiratorio; también existen máscaras con reservorio diseñadas para almacenar el gas proveniente de la fuente o dispositivo de oxigenoterapia, además, esta última Usualmente es alejada del paciente por medio de una alargadera o línea de oxígeno lo que permite mayor comodidad para el paciente al momento de moverse o para alejarse del molesto ruido provocado por estos aparatos.

Otros tratamientos

La respiración es una función vital que cuando se encuentra alterada puede traer condiciones mortales, dependiendo de la el caso para enfrentar estas alteraciones el equipo de salud puede recurrir a diversos métodos entre los que se encuentran la oxigenoterapia y la intubación, cuya finalidad es restablecer el suministro de oxígeno a los tejidos.

El tratamiento de las alteraciones de la respiración van más allá de la aplicación de oxígeno, existen además una gran variedad de instrumentos que pueden servir para restablecer la función ventilatoria de los pacientes como pueden ser los diversos aparatos de intubación, procedimiento medico en el que se introduce un tubo a través de las vías superiores, como por ejemplo la cánula Guedel que se introduce a través de la boca cuando el paciente esta inconsciente, usualmente se usa en casos de golpe de calor; Otro dispositivo de uso frecuente son los aspiradores nasales que sirven para eliminar mucosa obstructiva de las vías respiratorias de los recién nacidos.

Subcategorias

  • MASCARILLA DE OXIGENO

    La mascarilla de oxígeno tiene como finalidad la aplicación de oxigenoterapia, que  consiste en mantener unos niveles de oxigenación adecuados, que eviten la hipoxia tisular.

    Esto se consigue cuando la presión parcial de O2 en sangre arterial, alcanza valores superiores a los 60 mmHg., que corresponde a una saturación de la hemoglobina del 90%, aproximadamente. La oxigenoterapia se puede emplear en situaciones de hipoxia aguda o crónica. Para la oxigenoterapia necesitamos las mascarillas de oxígeno que te presentamos en este apartado.

  • GAFAS NASALES

    La cánula nasal  o Gafas nasales, es un tubo de plástico, que se coloca en los oídos del pacientes

    Estas gafas nasales tienen dos pequeñas puntas en el tubo que se insertan en la nariz. Este dispositivo se utiliza para administrar un alto flujo de oxígeno a un paciente respirando con problemas menores.

  • LINEAS OXIGENO

    El alargador  o  línea de oxígeno le permitirá alejar el dispositivo de oxigenoterapia hasta 10 metros de donde se encuentre, permitiéndole, por ejemplo, caminar por la habitación en la que esté, sin necesidad de trasladar el equipo, o dejarlo fuera del dormitorio durante las horas de sueño, si el ruido de funcionamiento del equipo te molesta.

  • CANULA DE GUEDEL

    La cánula de Guedel es un simple tubo orofaríngeo curvo y semirrígido de material plástico, que introducido en la boca del paciente, mantiene expeditiva la vía aérea, impidiendo que la lengua y la musculatura faríngea obstruyan el paso del aire.

    Y el tubo de Guedel no sólo ayuda a evitar la muerte, sino que es un elemento imprescindible para eludir las graves lesiones que se producen cuando se corta durante varios minutos el suministro de oxígeno al cerebro.

    El tubo no tiene ningún mecanismo extraño, simplemente actúa para liberar las vías que quedan obstruidas al tragar la lengua y de inmediato aporta respiración y alivio a quien lo pasa mal. La cánula de Guedel se puede emplear en cualquier paciente inconsciente, traumático o no traumático.

  • ASPIRADORES NASALES

    Los aspiradores nasales , son dispositivos para la aspiración de mucosidades que están obstruyendo las vías respiratorias de los recién nacidos o para la aspiración de mucosidad traqueal / bronquial, a ser analizadas en el laboratorio. 

    Estos aspiradores de mucosidades incluyen:


    1 contenedor (capacidad 25 ml) graduado de 0 a 25 ml para todas las referencias. 
    1 catéter de succión traqueal.

    Los aspiradores de mucosidades pediátricos, se suministran con dos catéteres de succión. Dependiendo del tamaño del niño, el usuario puede reemplazar el catéter de succión traqueal  montado en el dispositivo por la sonda más pequeña.

por pagina
Ver 1 - 8 de 23 items