CONTROL DE INFECCIÓN

CONTROL DE INFECCIÓN  

El control de infecciones abarca todos los métodos para evitar las enfermedades provocadas por microbios, como puede ser simplemente el correcto lavado de las manos, sin embargo en el medio hospitalario, el riesgo de infecciones cruzadas , hace necesaria la utilización de ciertos productos que sirvan como medios de barrera entre el personal sanitario y los pacientes, para de este modo disminuir la aparición de infecciones intrahospitalarias, así como para proteger al equipo de salud de contraer posibles enfermedades. entre los que encontramos una Selección de productos destinados a la prevención y control de la infección.

Estos productos podrían ser Guantes estériles, Guantes no estériles, quirúrgicos o de examen. Guantes de látex, guantes de nitrilo con o sin polvo.

Los guantes

Los guantes son equipos de protección personal, que al igual que la ropa quirúrgica o los cobertores sirven como una barrera contra los microbios, en este caso aislando las manos del médico, ayudando de este modo a disminuir las probabilidades de infecciones cruzadas entre pacientes, así como de hacer menos susceptibles a los médicos a contraer dichas infecciones, además de esto, los guantes cumplen otras funciones como la reducción de la exposición a productos químicos o  el riesgo de recibir pinchazos.

¿Cuándo usarlos?

El uso de guantes en el área clínica es fundamental cuando se realice cualquier actividad en la que las manos se vean expuestas a contaminación o daño, especialmente si el médico o enfermero presenta algún tipo de lesión en la piel de las mismas; en general se recomienda el uso de guantes en las siguientes situaciones:

  • Al tocar fluidos y tejidos corporales, así como membranas mucosas o lesiones de la piel.  Aunque se trate de un paciente aparentemente saludable e higiénico
  • En situaciones de emergencia, epidemia.
  • Cuando se deba manipular objetos, materiales o superficies contaminados con sangre o con otros fluidos como a realizar la limpieza de instrumental y equipos.
  • Al realizar prácticas invasivas como inserción y retirada de catéteres, exámenes ginecológicos, extracción de sangre, etc.
  • cuando se manipule material estéril, como al realizar la mesa mayo en el quirófano

Materiales

Los guantes vienen fabricados en distintos materiales; para la elección del indicado se debe tomar en cuenta las actividades a realizar y el riesgo al que se estará expuesto, estos pueden ser:

  1. De Látex: Son los de primera elección por sus propiedades garantizan efectividad, confort, sensibilidad al tacto, buen ajuste y coste adecuado.
  2. De nitrilo: Como alternativa en alergia al látex, y cuando se requiere una mayor resistencia y protección frente a microorganismos y a agentes químicos.
  3. Guantes tricapa: Formados por una capa externa de látex, una capa intermedia constituida por una mezcla de látex y nitrilo y una capa interna de nitrilo que está en contacto con la mano.
  4. Empolvado: Con polvo de almidón de maíz sirven como lubricante para facilitar la colocación del guante, aunque puede causar alergias.
  5. Sin polvo. Tienen un revestimiento sintético, que cumple la función lubricante del polvo

Recomendaciones de uso.

  • Usar la talla de guantes correcta, ya que, unos muy grandes entorpecerán la técnica.
  • Lavarse adecuadamente las manos antes y después de usar los guantes.
  • Proteger las heridas con un apósito antes de colocarte los guantes.
  • No usar relojes, pulseras, anillos u otros objetos.
  • Tener las uñas cortas, para evitar la ruptura de los guantes
  • Cambiar los guantes cuando se rompan o deterioren y en caso de contacto directo con el contaminante.
  • Se recomienda el cambio periódico de los guantes.

Subcategorias

  • GUANTES ESTERILES

    Los guantes estériles son el guante de látex, vinilo o similar que está en condiciones de usar en área crítica proveniente de fábrica y es de un solo uso, es decir, es desechable. Su condición de estéril significa que no posee ningún tipo de vida microbiana o contaminante y por lo tanto de riesgo para el paciente.

    Cualidades

    Para cumplir su función en el control de infecciones en procedimientos especiales, los guantes estériles deben tener algunas características como:

    • Impermeabilidad ante líquidos como fluidos corporales y químicos
    • Elasticidad y resistencia.
    • No debe disminuir la sensibilidad
    • Debe ser de la talla adecuada
    • No debe causar alergias al trabajador, en función de esto se pueden elegir entre los diversos materiales existentes en el mercado.

    El material adecuado

    Los guantes de uso médico pueden estar fabricados en distintos materiales, esencialmente se requiere de guantes hechos de un material que no posea micro-agujeros para que cumplan correctamente su función de formar una barrera contra los microbios, en el caso los guantes estériles el principal material es el látex, aunque cuando existe evidencia de que el trabajador o el paciente pueden ser alérgicos a este material se debe preferir la utilización de otros como el neopreno o vinilo.

    ¿Cuándo usarlos?

    Aunque todos los guantes se utilizan en el control de infecciones el uso de guantes estériles a diferencia de los guantes no esteriles de latex se reserva para ciertos procedimientos especiales invasivos donde la mínima contaminación microbiana puede traer consecuencias fatales para el paciente, tal es el caso de las siguientes situaciones:

    • Intervenciones quirúrgicas.
    • Intervenciones médicas invasivas como cateterización de vías centrales.
    • Intervenciones o actividades invasivas propias de enfermería como Curas o Sondaje vesical.

    ¿cuándo cambiarlos?

    Algunos estudios han demostrado que el guante se puede volver poroso durante la intervención, incluso en ausencia de perforación, es por ello que se hace necesario el cambio periódico de los guantes estériles durante la operación lo que permite respetar tanto el tiempo de asepsia de los distintos tiempos de operación como los riesgos de micro-agujeros tras el tiempo medio de uso.

    El tiempo optimo recomendado para realizar el cambio de guantes durante la intervención quirúrgica es de entre 30 min y 2 horas, aunque los expertos actualmente proponen un tiempo óptimo de 45 min de uso, por lo que es necesaria la utilización mínima de dos pares de guantes en el quirófano dependiendo del tipo de intervención.

    Recomendaciones finales

    los guantes por sus diversas funciones constituyen una de las principales herramientas de bioseguridad utilizadas en el ámbito sanitario, cuando se realiza un procedimiento invasivo de cualquier ámbito, se expone al paciente a padecer infecciones, es por ello que los guantes deben ser estériles en la aplicación de estos procedimientos, donde se requiere de asepsia para de este modo conservar la seguridad e higiene tanto del personal sanitario como de los pacientes.

  • GUANTES NO ESTERILES

    Los guantes médicos son una herramienta fundamental en el control de infecciones al servir como barrera física entre las manos del profesional de la salud y las bacterias, si bien el uso de estos es un habito necesario en el área clínica no es indispensable el uso de guantes de latex estériles en todas estas prácticas, ya que estos están reservados para procedimientos más invasivos, para el resto de los procedimientos se recomienda la utilización de guantes no estériles, conocidos también como guantes de examen.

    Están hechos de diferentes tipos de polímeros que incluyen: látex, nitrilo, vinilo y neopreno, estos últimos, utilizados como alternativa frente a los casos de alergia al látex, Se pueden hallar libres de polvo o con polvo, siendo común el uso de maicena  para lubricarlos, con el fin de ponerlos con mayor facilidad en las manos, los guantes sin polvo que generalmente poseen un recubrimiento sintético que cumple la función lubricante.

    ¿Cuándo usarlos?

    Los guantes no estériles, son guantes desechables utilizados durante procedimientos médicos que impiden la contaminación cruzada entre el personal de la salud y los pacientes, como en aquellos casos donde exista una exposición directa con sangre u otros fluidos corporales, así como cuando exista una exposición indirecta como al manipular objetos contaminados; estos guantes deben ser colocados antes de su uso y retirarse inmediatamente después, en este sentido se recomienda su uso en actividades como:

    • Cambio de bolsa de colostomía.
    • Manejo de secreciones, orina, etc.
    • Contacto con residuos biosanitarios.
    • Limpieza de aparataje y material.
    • Cuidados post-morten.
    • Manejo de materiales sucios o contaminados en maniobras y procedimientos de riesgo.

    Propiedades deseadas

    Para llevar a cabalidad su función de barrera de protección en el control de infecciones en espacios medicos, los guantes no estériles deben cumplir con las siguientes características:

    • Estar libres de micro-agujeros
    • Mantener la sensibilidad al tacto y la destreza manual
    • Deben ser Ambidiestro, es decir se pueden utilizar indistintamente en ambas manos
    • Resistente a algunos productos químicos
    • Formar una barrera física protegido parcialmente contra cortes o pinchazos.
por pagina
Ver 1 - 8 de 25 items